lunes, 30 de octubre de 2006

De graduaciones (I)

El sábado me desperté tipo 7 de la mañana. La alarma sonó dos veces. Estaba en medio de un sueño, yo cargaba a un bebé, pero era un bebé que se reía mucho. Y tenía el pelo negro, negro... A mí no me gustan ni los niños(as) ni los animales, con ciertas excepciones. Me pareció extraño soñar con un bebé, con lo infanto-alérgica que soy. Además que rara vez sueño, o rara me acuerdo que lo haga. Abrí los ojos y me dije a mí misma ¿Qué puede significar este sueño, justo el día que me gradúo? Ja! Y entonces me di cuenta de lo melodramática que soy. Y que hoy sí le estaba dando mucho lugar a mi cerebro para concentrarme en eso: la ceremonia. Vamos que sé que me iba a graduar desde que, al fin después de dos empastados porque me equivoqué en el nombre de la facultad (y sí, hace poquito le cambiaron nombre y un nombre que ni me gusta), entregué la tesis y se hizo más palpable (sobre todo en mi bolsillo, después de pagar todo lo que tenía que pagar . Por cuestiones de trabajo nunca fui a la reunión donde daban las instrucciones y nomás sabía que tenía que estar ahí a las diez de la mañana. La Caro me llamó por teléfono, le expliqué que tenía que ir al salón y no quería, que quería seguir durmiendo. Me reí y me dijo que ella iba a llegar a la universidad. Le dije que le iba a hablar y le dije gracias por la felicitación que me dio de manera tan temprana.



  • -¿A qué horas hiciste la cita en el salón?
  • -No se puede hacer cita - me dijo mi hermana.


Mientras mi papá tenía una conferencia internacional por la computadora. Mi hermana y mi cuñado, desde Alemania y mi hermano y mi cuñada, desde Holanda. Y platiqué un rato. Entre felicidades, qué chivos y tomá muchas fotos, me fui a bañar. Puedo contar con una mano las veces que me he arreglado el pelo en el salón: Boda civil de mi sis, Boda Religiosa de mi sis, una vez que mientras estudiábamos Desarrollo II con la Gaby y era su cumpleaños nos fuimos al salón y mientras me pistoleaban el pelo leía a Sala-i- Martin... y creo que como dos navidades (o fines de años). No me había cortado el pelo en dos años. O más. Realmente no recuerdo. Pero ya había decidido algo. No me iba a planchar el pelo. Y más que peinado quería cortármelo un poquito y que por lo menos durara medio digna hasta en la noche a la hora de la cena. Tampoco iba a usar un vestido. Si en la Universidad, me querían de negro me iban a aguantar con falda y chaqueta (es que además así es más re-usable la inversión).



Me fui al salón. Llegué pocos minutos antes de la nueve, pues pasamos viendo el lugar de la cena, un jardín en la casa de mi otro cuñado. Luego, él y mi hermana me fueron a dejar al salón. Debo reconocer que no me gustan mucho los salones de belleza. "No es mi trip". Cada vez que voy me dicen algo de mi pelo y las cosas que debo comprar. ¡Qué largo su pelo!. Si mi pelo es bastante largo y abundante. Por lo que ahí ya estábamos con un problema: el tiempo. "Tiene que comprar un champú de limpieza profunda", siguió la mujer, "es que cuando se tienen tanto pelo es dificil lavarlo". Yo asentí y me desentendí. Pensé en mis años de pelito corto, en ese entonces me confundían con un niño si no usaba aritos... La mujer hizo su trabajo y muy bien. Justo lo que quería: me cortó tres dedos (no de la mano, si no del pelo), me lo secó y al final de las puntas me hizo unos colochitos, nomás para ordenar mis colochitos naturales. Mientras me pasaba las tenazas pedí un espejo y me maquillé. Es raro. No me eché mucho, un poco de sombras azules, delineador y labial. No es parte de ninguna rutina mía, incluso cuando trabajaba como asistente, no solía pintarme mucho y suerte que a mi jefa, como a mí, no le importaba. Cuando terminó la señora eran las diez y quince. El salón queda bien cerquita de la universidad. Mi cuñado pasó por mí y me llevó la falda y la chaqueta, ya me había puesto el top, con unos jeans y los zapatos que iba a usar. Pedí un lugar en el salón para cambiarme y listo.



Realmente no estaba apurada. Salir no o no en la foto, no me importaba mucho. Llegué a la universidad y el grupo que se graduaba a las 9 iba saliendo. Toda la gente se veía contenta y se tomaban muchas fotos. Entonces sentí un bajoncito en el estómago. Uno tipo cuando pasás rápido ahí por el Estadio Cuscatlán... hay un efecte de inercia interno en una cuestita... no importa. No importaba tampoco que El Mágico jugara con Maradona... en ese estadio. Entonces me di cuenta. ¿Para dónde voy?. Y es que como no sabía nada de nada... En el auditorium estaba el grupo anterior que se graduaba.. Obviamente, no era ahí donde tenía que llegar a las diez. Y ya era la diez y media. Le hablé a la Caro, me iba a platicar a con ella o algo.



  • -Veníte ya
  • -¿Cómo así?
  • -Ya están tomando la foto.
  • -¿Y me puedo meter?
  • - Vos corré


Pero no corrí. Andaba en taconcitos y me podía caer. Me fuí y llegué y todos estaban formaditos y acalorados tomándose la foto grupal. ¡Ana! gritaban... Y busqué las vocecitas que me llamaban y eran mis compañeras de tesis. La Caro estgaba tomando fotos al igual que el fotógrafo y otra gente más. Me meti rapidito entre ellas. Cinco flashes (los primeros de muchos) y empezaba a ser oficial: soy licenciada.

15 comentarios:

  1. Felicidades y próspero año nuevo.
    Una licenciada fresca y cum laude... Eso necesita el mundo de vez en cuando, aunque sea en economía.

    ResponderEliminar
  2. Bueno Licenciada. Muchas felicidades.
    A ver si ahora te metes a estudiar informatica :P
    Te deseo muchos exitos.

    ResponderEliminar
  3. Hay Ana gata loca Chuca... TQM mona y cada dia me "exito" de como escribis... Me encanta de verdad... El periodismo no es "Hobby" pero vos deberias de ver que ondas por ahy con un periodismo economico....jajaja.
    Un abrazo mona y de nuevo felicidades por este nuevo triunfo en tu vida... Se te quiere.

    ResponderEliminar
  4. Creo que el preambulo de la graduacion estuvo mejor que el acto en si.

    ¿Cum laude? Felicitaciones, Srita. Aplicada.

    ResponderEliminar
  5. ¡Felicidades! Con tanta falta que nos hacen falta buenos economistas.

    Me alegra que hayás disfrutado el momento, con todo y sus preparativos. De veras que es complicado eso de ir al salón. Suerte que a nosotros no nos tocan esas cosas ;-)

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Felicidades Aniuxilla te has perdido

    ResponderEliminar
  7. Una economista en moto es lo que verdaderamente necesita el país, felicidades!!!!

    ResponderEliminar
  8. sutun abrazo grande, mi querida economista.



    ahora sí nos podremos casar.

    ResponderEliminar
  9. Dios provea muchas bendiciones en tu vida. Un paso cumplido.

    Adelante y muchas felicidades

    ResponderEliminar
  10. congrats nia aniuxita, algo atrasadas pero ahi van!

    ResponderEliminar
  11. Que buena onda!
    yo espero ver mi graduacion algun dia
    U.U
    me faltan 12 materias y la tesis T_T
    te cuidas mucho
    por cierto te agregué a mi blogroll :p

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...