viernes, 22 de diciembre de 2006

Sin Gas, Sin Flan de queso y demasiadas cosas

NO HAY GAS, NO HAY FLAN DE QUESO

Es bien chistoso... Yo había leído en las páginas de los periódicos, en las secciones de economía, el relajo del Gas de Tropigas... Resulta que en mi casa no hay gas. Y yo tenía que hornear el flan de queso (o dos, realmente) y cada uno hubiese tomado 1 horas 15 minutos en el horno. No necesito un poquito de gas, que es el que hay ... necesito por lo menos 2 horas y media de gas. Hablé a Zeta Gas, pero nada, me dijeron que la semana pasada tenían permiso de llenar los tambos, pero ésta ya no. Una tristeza.

Eso me ha maltripeado. Disculparán mis amigos y amigas Casísticas (o sea, de La Casa), pero mi flan de queso queda postergado, pero dejé una foto hace tiempo en este blog, aquí.

COSTOS DE OPORTUNIDAD

Los últimos días han estado muy llenos de emociones. Yo no soy una persona equilibrada [¡Nunca lo hubiéramos notado, Ana!] y he pasado por un momento de decisiones. Los que me conocen sabrán que aunque tengo plante de ser decidida y atrevida, así soy sólo cuando tengo pocas opciones.

Cuando decidí estudiar economía, que fue cuatro años antes de graduarme del colegio, no me lo discutí mucho después. Yo veía casi con extrañeza las indecisiones de mis amigos y amigas. Lo mío ya lo había resuelto y no le iba a dar segundos pensamientos.

Hoy ha sido distinto, he tenido opciones y puertas cerradas a lo que quiero. Y he estado decidiendo. Creo que es que tenía mucho tiempo de no decidir así. Un poco el año pasado cuando me cambié de trabajo, pero nada como ahorita. Creo que al final, el año pasado yo veía mi vida laboral como secundaria, ante todo yo era estudiante. Hoy ya no me queda eso. Me siento a veces medio vacía en el desempleo. Como que mi ocupación me definiera y no es así. Y eso quizás me ha ultadesequilibrado, aflorando mis peores lados, mis lados más nerviosos, más inseguros y demases (¡tanto cabe en lo demás!), haciendo más grande lo que no lo es tanto y descargándome con la gente que no debería.

SOY UNA CONSUMIDORA RACIONAL QUE MAXIMIZA SU BENEFICIO

Para rematar se han venido los regalos navideños. A seguir decidiendo. Sin aguinaldo. Sin nada, pero es Navidad. Cosas pequeñas siempre se encuentran, aunque duelan un poco más los pies.

Eso sí, hoy me regalé el "estreno", así de improviso me compré una faldita, larga y bordada, una belleza y una ganga impasable...

SALUDOS HOLANDESES

Mi hermano arribó el miércoles desde Holanda. El jueves nos juntamos y me ha contado su experiencia. Me regaló su tesis -que leeré, còmo no, siempre y cuando me distraiga de un tal Huidobro y otros que encuentro por ahí [Por cierto, estaba leyendo ensayo de la lucidez, de Saramago, pero no he podido continuar, me enojó cuando el narrador empezó a hablar con los que leemos, haciéndonos notar lo que yo ya había notado, lo he castigado al libro por un par de días]. El punto es que vino mi hermano y la navidad suma un hermano que no estaba, pero siempre me hará falta la Marti, que está en Alemania.

LA NAVIDAD PANACEA

Sea como sea, a mí, la navidad me pone de buen humor, porque sí que la pasamos bien con mi familia. El gas viene el domingo, cortesía de mi tía, para cocinar la cenita navideña.

Les deseo que la pasen bien o por lo menos que no la pasen mal. Saluditos

7 comentarios:

  1. Qué bueno que estas festividades te pongan de buen humor. Así debería ser, en general, ¿verdad? Buen humor, aún sin gas, porque está encendida la llama de tu corazón. ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  2. Hey hermanita loca!
    Yo también te quiero muuuchoooo.
    Te mando un besote.
    Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  3. felices fiestas para ti también.
    gracias por tus deseos, Ana.
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Ahhhh el complot de los del gas, espero no qedarme sin èl hoy, que me espera un pavo para cocinar. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Muchos saludos y buenas vibras para esta Navidad, Ana.

    ResponderEliminar
  6. Bueno que forma de recibir a tu hermano, que pensará que el país se va más atrás y ni gas hay, bueno de todos modos una ensalada fria, no, debe haber carne engordante de algun tipo, a ver, a ver que sucede. Cuentanos a esta altura ya tienes el desenlace de la cena.

    ResponderEliminar
  7. Lo sé, la vida es muy, muy dura sin gas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...