lunes, 11 de septiembre de 2006

En-ojo no tan ajeno

Me pregunto cómo me miro desde fuera. La verdad es que muchas veces me imagino a mi misma como una tercera. Ni siquiera me pretendo visualizar en segunda persona. Quizás es normal. No sé. A lo mejor es menos normal si uno tuvo su par de amigos imaginario o si uno de repente en el bus dice dos o tres palabras juntas al azar, sin ninguna conexión aparente.

Hoy estoy enojada, en este desdoblamiento. Me enojan demasiadas cosas:

1. Los zancudos que les gusta esta parte de mi casa
2. No tener cabeza para meter unas correcciones
3. No tener ni idea porqué me enojé con la gente que no debo
4. Porque me siento sola. Así de simple

La enumeración deja de tener sentido cuando empieza a parecer un diálogo interno. Eso me pasa. Lista y listas. Las cosas por hacer, las cosas que quiero hacer. Las cosas que se supone que debo hacer. Las cosas que siempre pensé que quería hacer, pero que ya no quiero hacer tanto. Y la más corta. La que puedo hacer...

El ocio me mata.

La inactividad me mata.

De repente me siento cansada. Solo de pensar que puedo estar desempleada. Me duelen los brazos y me dan ganas de llorar. Me siento pesada. Y no es el colón que me anda fregando y que siempre postergo. Me siento pesada y así es. Los brazos duplican su peso y los ojos se me hacen pequeños. Y lo peor: pienso tanto en eso, que ni hago lo que sí quiero hacer.

Si la prisa se acaba ¿Debo dejar de correr?

¿Me gusta correr?

¿De qué huyo?

Y quizás tiro esto al aire. Porque estoy enojada y pretendo que alguien escuche.

5 comentarios:

  1. Bueno, no te escuche, pero si te leí y varias veces para tratar de entender lo que escribiste.

    Y no se que decir. Decir que te entiendo no puedo, aunque a veces he estado enojado tambien. Decir que ya va a pasarte y que es solo un momento de frustacion o de estres, puedo, pero me suena tan gastado. Pienso que quizas ahora que lo escribistes, de alguna manera lo has sacado fuera y que eso a veces ayuda, es peor cuando el enojo o la frustacion la retenemos dentro.

    Espero que te sientas mejor mas tarde. El desdoblamiento tiene la ventaja, a veces, que nos hace ver las cosas desde otra perpectiva y a veces esa perpectiva es mejor que la que teniamos enfrente.

    Bueno, mis mejores deseos para ti y tu entorno personal.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias...

    Justo ahora, caigo en la cuenta no sé tu nombre, cuando quise agradecerte.

    Gracias, de nuevo.

    Lo de entenderme, ni yo lo hago. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Escucho. Escucho. Escucho. Hay días así. Hay periodos enteros así. Pero siempre tras las malas, vienen las buenas. Sonará a consuelo estúpido tal vez, pero sé lo que digo. Una hormiguita como ud. sabrá levantarse, no lo dudo ni por un segundo.

    Y por último, no se sienta ud sola. Hay quienes la queremos montones, aunque sea a la distancia.

    ResponderEliminar
  4. yo soy simple. te miro como algo grande, como la tipa fuera de lo normal, como la niña que traza un camino distinto, como la mujer que se esmera en no caer en la mediocridad. TQM... Kika

    ResponderEliminar
  5. Igual son periodos, como dice el payasín, sin angustiarse, y como dice charly en una canción, "sé que alguien en el mundo piensa en mi", o sea, en ti, :)

    besin, abrazos, lejanos, virtuales, impotentes, y más juertes, porque están escritos.
    :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...