viernes, 22 de julio de 2011

De fumar e indignarse

[Pues es mi opinión, subjetiva como todas la opiniones]

Pues tengo un vecino en el piso de abajo que fuma. Tengo una vecina que está loca también, que es su esposa, que da para tantas historias, pero su esposo es menos loco, pero fuma. Fuma MUCHO. Me molesta además que lo haga justo del lado de la cocina. En la mañana me despierto y voy a prepararme el desayuno y mi cocina huele asquerosamente a cigarro. Es molesto. Pero pues, luego se va.

Esa es mi relación más disgustosa con el cigarro. No fumo. Antes lo hacía, uno o dos cigarros diarios, rara vez compraba una cajetilla. Lo hago de vez en cuando y en plan social. No soy adicta. Pero he intentado seguir desde el DF las discusiones de la Ley Anti-tabaco en El Salvador. No he podido encontrar la ley, pero sí leí esto

La normativa prohíbe fumar en lugares públicos e impone por violar esta disposición una multa de 57 dólares. Prohíbe además la comercialización de cigarros al menudeo y permite que una persona no fumadora denuncie a familiares o vecinos que consumen tabaco dentro de su casa.

Eso me parece bastante excesivo. ¿Qué es un lugar público? No lo sé. ¿La banqueta? No lo sé de nuevo. Me acordé de mi vecino acá en México, que podría denunciarlo. Aunque eso, a pesar de las molestias me parecería excesivo. Así como yo me enojo que la señora esta se enoje cuando camino con ciertos zapatos (una vez hizo eso la señora esposa del fumador), no soy ese tipo de personas. Entiendo que vivo en un edificio y que compartimos cosas: ruidos, hábitos y demás.

Entonces pensé que la ley era un poco "prohibitiva". Y sí, me vi a mi misma usando las palabras del presidente al que le quiero exigir que cuide más la Constitución. Y esa sensación, de usar sus palabras y estar de acuerdo con él, me hizo... vomitar sentir mal.

Creo que hay una sensación generalizada de enojo actual, por las anteriores acciones de la Asamblea Legislativa y el Ejecutivo con respecto a los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Esta Ley Anti-tabaco da una ocasión política para que los diputados le digan al pueblo "No estamos con el presidente" y "Protegemos su salud". Y quedar muy bien, hoy revirtieron el veto presidencial como acto "democrático". Los titulares parecen decir que la Asamblea le ha "ganado" al presidente, porque además es la primera vez que se unen los partidos para evitar el veto presidencial. Una cosa inédita, pero que hoy tiene el timing correcto. Entonces tenemos que la gente dice "El presidente es malvado", que puede que lo sea, pero puede que a la gente se le olvide que esos mismos diputados también tienen responsabilidad en la merma a la democracia por parte del decreto 743. Todos los diputados tuvieron responsabilidad, aunque después se resarcieran, se retractaran, lo que sea (con movidas políticas extrañas): el decreto pasó como una propuesta de la derecha y se aprobó sin votos en contra.

Pero tampoco estoy eximiendo al presidente, que parece que quiere convertir a El Salvador en un régimen presidencialista (quizá lo único que comparte con lo que se conoce como otros regímenes de izquierda). No. Pero vimos que el presidente ha usado su poder de veto, que lo sabe usar, que lo puede usar y que lo habría podido usar y no lo hizo para el decreto 743. Y que además, aún cuando lo usa y quizás personas como yo, los fumadores y otros podemos estar de acuerdo en que la Ley es demasiado prohibitiva, nos da un argumento que no esperamos "que afecta los intereses económicos", obvio que no son los intereses ni siquiera de los grupos económicos nacionales (Ah... pobre tabacalera Morazán... ya ni los Delta se hacen en El Salvador). Y eso también nos molesta. Y entonces pienso ¿reformar o vetar la ley? Y entonces quizás este argumento económico haya sido el que pesó más.

Seguro se necesita una Ley Anti-tabaco, no estoy en contra que se legisle, pero quizás una distinta. Hay gente adicta. No podemos decirles que dejen de fumar de un día para otro. Y por otro lado, parece una cacería de brujas a los fumadores, en un país donde hay 11 homicidios diarios.

La ley está aprobada en El Salvador. Los ganadores de todo esto:  los no-fumadores y la imagen de los diputados héroes. Y yo me sentiré privilegiada en México, si no se modifica: cada mañana que me despierte y sienta el olor de vecino fumando, lo veré como un acto totalmente contestatario y ya no me molestará tanto...



También lea esto de la Virjinia.

Gracias a Jerry H, nos deja este otro link de la Ley

10 comentarios:

  1. En lo que concierne particularmente al tabaco, lo que necesitamos es una normativa que no resuelva un problema creando otros; una normativa que respete las libertades y derechos de todos; una legislación que no nos siga adentrando más allá de lo estrictamente necesario en la lógica de la intervención abusiva del Estado.

    ResponderEliminar
  2. 1. Cuando dejes tu apartamenteo para regresar a este país, puede que llege a ese lugar una familia con un bebé, o quizá se mude un asmático, o quizá un freak de aromaterapia, o quizá un fumador más yuca que tu vecino... quien sabe. La cosa es que la ley está para los primeros dos (en realidad para los 4), porque tienen un derecho inviolable a la salud que no puede ser supeditada por la "libertad" de otra persona de dañársela (osea fumar cerca). Si el cuarto desea fumar que lo haga de una forma que no afecte la salud de los demás, tiene la RESPONSABILIDAD de hacerlo, así como tu y cualquier otro humano tiene la RESPONSABILIDAD de no manejar ebrio. Y allí el gran problema, no todo el mundo es responsable y para aquellos que no lo son (ni quieren serlo)... la ley.

    2. Aminorar este tema contrastándolo con el número de asesintaos diarios, o lo que sea, no es una estrategia válida por una simple razón: el hecho de que existan prioridades altas no significa que las prioridades bajas no merezcan atención o inversión, sino únicamente que lo merecen en debida medida. No veo cómo y de dónde la ley antitabaco ha recibido mayor atención (total) o mayor inversión que el tema del crimen en este país. Se está atendiendo una prioridad menor... déjen atenderla que ya pasará a segundo plano para que podamos volver a hablar del crimen. Es muy probable que no dijeran lo mismo si la LEPINA tomara el "spotlight" por el momento; un tema que constatablemente tiene menos atención e inversión (ergo prioridad) que los 11 asesinatos diarios.

    Finalmente debo decir que la ley sí está prohibitiva comparada con la del alcohol (claro drogas distintas, efectos distintos).. y aquí te pego un vínculo que mas o menos detalla la ley: http://www.elmundo.com.sv/politica/13998-fmln-arena-cd-y-arevalo-superan-veto-a-ley-antitabaco.html

    ResponderEliminar
  3. Pego un comentario de René en el google + porque no lo pudo poner acá:

    "rené velásquez - Hola Ruth, que dificil es comentar en tu blog... ya tenia todo un comentario y cuando le di post me pidio q creara uno, al final perdi mi comentario.
    Bueno en resumen solo decirte q estoy de acuerdo.
    La ley puede pasar hasta por inconstitucional por violacion al derecho a la intimidad.
    La OMS dio lineamientos sobre el Tabaco de los cuales solo ES faltaba en CA (se les paso la mano eso si). No dudo que de esto es requisito para calificar a creditos en el area de Salud, pero no se dice mucho para no quitarles el momentum a los diputados moralistas."

    @Jerry
    El tabaco es un asunto de salud pública y eso lo entiendo muy bien y digo que sí se necesita una ley. Desde una perspectiva de salud pública los costos de la violencia también son importantes. ¿Atenderán las denuncias de los fumadores frente a las denuncias de la gente que es asaltada, robada, extorsionada? Hay creo poca institucionalidad al servicio de la gente, y creo que sí deberíamos tener prioridades. Lo que sí me parece es que demasiado prohibitiva, cuando no se dejan de vender cigarros. Si la gente podría no fumar incluso dentro de su hogar ¿por qué vender los cigarros? Es una cosa complicada.

    ResponderEliminar
  4. Mi comentario creo es algo parcial, ya que yo tengo alergias y problemas respiratorios. Una de las razones por las cuales me gusta tanto Canadá es porque allá la gente es muy conciente en cuanto a las intolerancias agenas, al punto que uno evita usar perfume por respeto a quienes son alérgicos a él. Una vez yo me iba echando crema de manos en el bus y la conductora me dijo que pare porque le daba alergia. Ni modo, pues. Yo entiendo.

    Sin animos de respetar, siento que la cultura aquí es mucho menos conciente de las necesidades individuales y se orienta más al pensaminto de "cada uno por su cuenta." A pesar que la gente en Canadá es más individualista, hay un entendimiento de que los derechos de la demás gente, al igual que sus necesidades, deben ser respetadas tanto como las propias. Es una cultura diferente, lo sé, y no digo esto con ánimos de ofender.

    En cuanto a la ley de tabaco aquí, sí es un poco extrema, especialmente en lo de denunciar a los familiares, pero es una fuerza que se impone en base a esa falta de respeto y conciencia. Me parece que más que hacer la ley tan extremadamente fuerte hace falta educar a la gente en cuestiones de respeto y hacer lo que hacen en Canadá, qur para fumar tengás que estar a 9 metros de un edificio (o en un lugar exclusivo para fumadores, tu casa, etc.)

    Personalmente, me agrada esta ley porque detesto que los vicios de otra gente me vengan a afectar a mí y a otros que no fumamos y hasta nos hace muy mal el humo. Es una falta de respeto espantosa. Los fumadores son culpables no solo del deterioro de su propia salud sino de la salud de los que no pueden escapar de su humo. No quiero compararlo con un homicidio, pero en mi mente así formula.

    ResponderEliminar
  5. El motivo por el cual yo no quise analizar el contenido de la ley es porque yo fumo, lo sabés. Ergo, mis opiniones se ven marcadas por este hecho. A mí me incomoda fumar frente a otra gente, me apena muchísimo, porque no sé si el humo del cigarro les molesta o si tienen padecimientos respiratorios. Sin embargo, mis objeciones -a manera muy general- son estas:

    1. Yo fumo en la universidad, hay muchos espacios abiertos y mucha vegetación. Me siento cómoda fumando ahí porque la brisa se lleva el humo. La universidad se considera un espacio público, entiendo según lo vago de las notas de periódico. Eso no me cuadra si tomamos en cuenta que...

    2. ... alguien fumando en un café, el humo encerrado, molesta mucho más que el humo al aire libre. ¿No será mejor prohibir que se fume en comercios y edificios públicos que prohibirlo en espacios abiertos?

    3. Si tratamos (inútilmente) de alejarnos de lo partidario en cuanto al tema, entramos al problema de las libertades individuales. Entiendo que el consumo del tabaco sea un asunto de salud pública. También debería serlo el alcohol y es menos regulada su distribución. Y mirá el estado de las regulaciones a las destilerías y embotelladoras de alcohol.

    4. -Inserte comentario sobre las típicas cortinas de humo, el rol del Estado al imponer moral, cómo la administración Funes no va a poder evaluarse objetivamente sino hasta diez años después que termine su mandato, nuestra sensación de haber sido traicionados y demás cosas profundamente politicosas que no vienen al caso porque tu post está bastante puntual-.

    ResponderEliminar
  6. Lo que se necesita en El Salvador es respeto y humanismo; si hubiera de eso, ni leyes harían falta, pero ¿lo hay?

    ResponderEliminar
  7. En España hay una ley del tabaco, para restringir su uso en lugares públicos y aunque al principio la gente y sobre todo los fumadores no lo aceptabamos, hoy en dia estamos muy contentos ya que gracias al apoyo del gobierno muchos hemos salido del infierno que supone estar adiptivo/a al tabaco.

    ResponderEliminar
  8. Hay mucho problema cuando un tema de salud social se quiere mirar desde el prisma politico y peor aun partidario.
    Parece que en El Salvador, todo se tiene que mirar/ver/analizar/comentar asi.
    Pero mira que hay gente que para comentar dice cosas como "intervención abusiva del Estado". Ya quisiera la gente de Apopa, Lourdes y otros lugares que el Estado fuera el abusivo de sus vidas...

    Como sea, me alegra que se prohiba que los fumadores maleducados piensen que está bien echarme humo impunemente. Eso no cambia mucho, asesinar es prohibido y como que nada, pero al menos, en la remota posibilidad que se judialice al homicida se le castigará, a pues asi con el fumador malcriado...
    Es decir, para mi, es un paso para adelante, no para atras...

    Y saludos... y perdon por los puntos...

    ResponderEliminar
  9. Sé que la Ley tiene sus vacíos y es extrema en ciertos puntos, pero, al igual de Luli, como alérgica e hipersensible al humo de los cigarrillos veo con buenísimos ojos su aprobación. Lo tomo desde la perspectiva que podré salir a divertirme en X escenario,caminar por los pasillos de la U e incluso estar en una oficina sin sentir contaminado mi espacio por el humo de un apestoso cigarro.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. coincido con tu planteamiento. Mi comentario es sencillo y lo dejo en forma de pregunta: Y la ley de acceso a medicamentos qué?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...