martes, 16 de agosto de 2011

Welcome to NHK o de cómo estar jodido no es un drama de televisa

* Absténgase de leer si usted piensa que el anime es sólo para niños*

Pues sí. La gente se va de paseo, la gente viaja. Yo en el verano me puse a ver un anime mientras trabajaba con más baja intensidad. Por andar leyendo conversaciones en tuiter entre la Virjinia y el Doug, me encontré con este anime. Por una extensa conversación sobre este anime con la señorita antes mencionada hago este post que ha estado en borrador varios días.


"Welcome to NHK" es uno de mis animes favoritos de todos los tiempos. No es un anime de magia. No es un anime de niñas y niños con trajes marineros. No es steampunk. No. Es un anime sobre la vida. Incluso podríamos decir que es un poco a lo Inception porque sí, retrata la vida de gente que podría ver anime (pero el anime es de 2006, Nolan: detené tu demanda). No hay héroes. No hay que salvar el mundo. Lo que hay que hacer es sobrevivir. 

De entrada dije "¿NHK? ¿como en la cadena de televisión?". Y no. El NHK podría ser muchas cosas. Se trata de una conspiración de la que es víctima Satou, o así lo cree él. Porque NHK es la asociación japonesa de Hikikomoris  (Nihon Hikikomori Kyōkai) por lo menos para Satou. Los hikikomoris son ninis que no salen de su casa y quizás sufran de agorafobia. Es una situación creciente en Japón,  un país donde la depresión y el suicidio es bastante común. La serie cuestiona cómo en una sociedad como la japonesa basada en el honor y en el trabajo, ser un "nini" es algo demasiado vergonzoso. [En este sentido se me hizo que Satou es el antagónico del hermano de Sakura, la Card Captor, un joven que podía emplearse en casi cualquier cosa y trabajaba los fines de semana -y por cierto ese es otro gran anime que es bonito de analizar por el manejo de los roles familiares y la sexualidad y por los bonitos trajes de Sakura]. 

En esta situación de claustro, Satou alucina, ha perdido el control, ya no sabe cómo relacionarse con la gente y su casa es un chiquero (mientras veía el anime mi cuarto apareció impecable, porque dije yo no soy un hikikomori, el problema fue que lo vi muy rápido). Pero de repente, algo cambia, parece ser que ha llegado una heroína a salvarlo. Este contacto lo lleva a tener otros contactos, con su vecino -un otaku y gamer-, recobrar amistad con su ex superiora del un grupo del bachillerato y otra serie de personajes que no son las personas más tradicionales, esto lleva al anime a enseñarnos diferentes subculturas y sectas donde la soledad juega un papel muy importante.

A pesar de que a veces quise matar a Satou -no sé, no se me da tanto la empatía- y el abuso del fanservice -pero pues inevitable si el anime habla de otakus y similares-, el anime logra manejar y dejarnos entrar en una cultura japonesa para los jóvenes -y sí, ese tema de los jóvenes y las transiciones a la adultez es mi debilidad. Si bien Satou no es mi personaje favorito (aunque no es malo), el vecino Yamazaki, la "senpai" y sobre todo Misaki (la "heroína") son personajes entrañables.

El anime puede manejar varias subtramas del personaje principal sin hacer saltos bruscos. La gente tiene sus manías, sus obsesiones, sus presiones, sus cuestionamientos sobre la vida y sobre la religión. Es capaz de hacerte reír mientras se habla de suicidios, fracasos o despedidas. En general me parece una gran crítica a la sociedad donde vivimos, por ahí dirá la senpai, "podemos comprar cualquier cosa menos las relaciones humanas" o bien Misaki diciendo que no tiene tanta "imaginación" como para creer en Dios.

No hay un final feliz, tampoco es triste. Es un final en el que dos personas reconocen que están jodidos y no saben si lo seguirán estando, pero son capaces de acompañarse y hasta de reírse. 

Yo nomás la recomiendo y ya.

Les dejo por aquí una escena bonita que encontré que no tuviera mucho spoiler


Les dejo también el primer ending que me gusta mucho:

10 comentarios:

  1. Nunca dijiste qué criticaba de la sociedad.

    A mí me gusta cómo el animé hace ver a Satou desde una perspectiva alejada, con los pies en la tierra, mientras él tiene sus delirios todo el tiempo. Me parece que puntualmente critica a toda esta gente desocupada y angustiada por nada. Y eso lo dice el mismo Satou cuando afirma que uno es hikikomori porque no tiene que trabajar por nada y, antes de eso, vemos a aquel personaje fan de videojuegos casi morir de hambre y después trabajar tranquilo. Si algo critica de la sociedad es la incomunicación que tienen todos, culpa de la publicidad, la televisión, los videojuegos, etcétera, etcétera.

    Ah, según tengo entendido N.H.K. sí existe como cadena de televisión en la novela.

    ResponderEliminar
  2. Uy, sí que critica eso que vos decís. Sos mucho mejor que yo para decirlo. A mi me parece que critica una sociedad basada en el trabajo y logro individual, además, pero que te lleva a considerar el éxito o el fracaso casi como lo principal en la vida.


    Sí, la cadena también existe en la vida real y en el anime. Quiero leer la novela.

    ResponderEliminar
  3. Con lo de N.H.K. quería decir que, en el universo de la serie, no existe dicha cadena de medios de comunicación.

    ResponderEliminar
  4. Sí existe la cadena. En uno de los primeros capítulos decía que la cadena tenía culpa de los hikikomoris por pasar tanto anime y los hacía otakus

    ResponderEliminar
  5. Me gustó mucho el post :] muy bien descrito, te recomiendo que sigas con estos tramas y veas Genshiken y Otaku no Video, la segunda es una película/ova pero esa si es con personas reales, es bien bien triste =/

    ResponderEliminar
  6. Sin haber escuchado el término antes, me identifiqué mucho con el concepto de "hikikomori", más con la parte agorafóbica de no salir nunca de casa que con la parte nini. Qué maravilla.

    ¿Será que pertenezco a una nueva raza de hikikomori que no es nini? Lo que hay que ver.

    Buscaré el anime.

    Abrazo, Ana.

    ResponderEliminar
  7. Habría que preguntarle a Jair Trejo que significa exactamente la palabra, yo creo que hace referencia a la reclusión más que a la condición de nini, así que sí :P

    ResponderEliminar
  8. Me gusto tu análisis, pero honestamente, te recomiendo que te leas el manga, en lugar de ver el anime, no tiene fanservice o tiene muy poco, ademas, ademas creo que la historia profundiza mucho mas en el manga que en el anime

    ResponderEliminar
  9. me gusto mucho tu reseña, realmente este anime impacta, y no lo veo como algo solo japones, el asunto es que nosotros no tenemos titulos para ello, yo sufri de fobia social, paranoias, y llegue a recluirme en mi casa de manera abrupta, fui un hikikomori....y realmente en este anime lo vi reflejado, ademas tu descripcion del final fue magnifica....no fantasia, no romanticismos, solo la aceptacion de que se esta jodido, pero tambien la esperanza de que la vida continua, y debemos vivirla como viene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, yo he quedado con ganas de leer el manga, eso sí, me gustaría tenerlo físico. ¡Gracias por comentar y leer!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...