sábado, 9 de agosto de 2014

Matar, vestir y el fan service de Kill la Kill

[Esta es una opinión, no se desgarren las vestiduras, o bueno sí, que de eso vamos hablar]

A veces juzgo al anime por su portada. Sobre todo porque el excesivo fan service me da cosita. A veces la historia está buena y uno por que vio en la portada de Netflix una teta o un trasero y ya no la vio. Y a veces lo contrario, tan adorable que se veía Chobits y no la soporté, porque es una historia sin sustancia alguna, que termina en... fan service.

Porque pues, ya estaba (estoy) un poco harta de que, por ejemplo en Code Geass, en una historia interesante tener que ver cosas sin sentido solo por relleno. O empezar a ver un slice of life que no va para ningún lado más que para un capítulo en la playa y ay, dios, van a andar en trajecito de baño. O dizque algo romántic,o más en target femenino como Golden Time. termina siempre en personajes sositos de mujer insoportable. En serio, #encerio, ya, basta, hagan, anime, b.u.e.n.o. VOLVAMOS A LOS 90 O ALGO.

La temporada pasada nadie había visto Kill la Kill pero ya todos la habíamos visto, en los gifs. Esas niñas cejonas que tenían mucha teta y rebotaban con colores. Algo sí había notado, algo parecía distinto, los colores o algo. El trazo. Algo. Algo parecía... ¿viejo? Pero no daba ni cinco pesos por el programa. O sea, esta es la muestra de Kill la Kill:

[NO ES CIERTO SI YO HUBIESE VISTO ESTE VIDEO NO HUBIERA DUDADO DE VERLO]

Pero los buenos amigos, son aquellos que nos hacen dejar nuestro prejuicios y complejos moralinos (¡Gracias, Frost!). Kill la Kill es un anime que es otra gran relectura del género de guerrera mágica (otro grande es Puella Magi Madoka Magica. Me encanta cuando se toma la sustancia más precisa de un género y se le da vuelta para hacer algo más interesante.


Creo que es de los animes, donde a pesar de todo, más ha mantenido una visión femenina. (Leí un estúpido post que decía que si la protagonista fuera hombre, Ryouko, el anime fuera creíble).¿De qué va? De una historia de un "power up", Ryouko, una bastante tomboy heroína tiene un trajecito (de esos de sailor, escueleros japoneses), que le da poderes superespeciales. No puedo seguir explicando porque las cosas pasan muy rápido y cualquier cosa podría ser un spoiler y no serlo. Pero, el anime va del mundo femenino y la ropa y las maneras de ser mujer. Como en el drag, todo es una sátira y un llevado al extremo, y la sexualidad no se escapa de eso.

Alaska, Drag Queen - RuPaul's Drag Race Season 5.
Bien dice la wiki que toda la idea de la serie viene de un juego de palabras:
"fashion" (ファッション fasshon?) and "fascism(ファッショfassho) is the same, as is that of "school uniform" (制服 seifuku?) and "conquest" (征服 seifuku?), and that the titular kiru may mean "kill" (キル?), "to cut" (切る?), or "to wear" (着る?).
[Bien profundos o bien viajados, estos cheros que hicieron este anime]

Y por más loco que parece esto, pues es juntar casi la mostaza con la mayonesa (la mayonesa es horrible gente, no se debe juntar con nada), noto algo de crítica al mundo actual (sobre todo ese visto desde las mujeres). La cual va desde lo más simple (¿por qué los uniformes son militares?) hasta cosas un poco más complejas (¿la ropa puede tener poder? ¿la ropa nos hace humanos?).

A pesar de estos atisbos, la serie no es profunda (¡y qué bueno!), no busquen eso. Quizás algunas tramas pueden ser incluso predecibles. Lo interesante a qué ritmo pasan las cosas. Al contrario de Attack on Titan, ¡la serie avanza! y logramos saber cosas y resolver varios misterios en 24 capítulos. Sin embargo, al final se cae un poquito, y como que ya las últimas situaciones son emocionantes por estar cerca del Gran Desenlace.

Quizás a la serie le falta la narrativa, pero creo que no era la apuesta. El objetivo no era exactamente contar una historia, era mostrarla con mucho contenido visual (el fan service va también de las explosiones hasta los lugares y personajes comunes, es todo lo que amamos de una historia de héroes y acción y nos lo dan, sin que tengamos que pensar mucho). A pesar de la sátira, no hay una "moraleja". No, no es una anime revindicativo de la mujer, no busquen leer cosas así. Es interesante la perspectiva, no más (y porque yo logro ver una distinta y poco tradicional). Pero no propone muchos cambios, creo que no pudieron llegar hasta allá. 


El fan service, a mi parecer, tiene más sentido que algunos de los casos que relaté arriba. Es parte de la sátira y la hipersexualización. La idea de contraponer la sexualidad del cuerpo y la ropa, y un poco luchar contra eso. Y, en todo caso, pareciera que hay más fan service masculino. Pues no existe ningún NINGÚN personaje masculino que sea protagonista, hay al menos tres o cuatro personajes femeninos que llevan la rienda completa de la historia. Los hombres son... bastante de relleno, sobre todo los que muestran carne; y debo decir que muchas veces es muy divertido. Fue como dijeron el fan service no es ofensivo si se hace con cuotas iguales de género o algo. Lo cual... ¿es un avance? No sé. 

Del dibujito, soy fan del trazo loco. Hay algo de homenaje al anime old skul en el trazo, que puede ser divertido, puede ir contra las proporciones cuando se les da la gana, puede ser detallado, puede ser estático y puede tener muchos brillitos. La paleta de colores no se me hace parecida a la actual (he creído que hoy todo es más azul), está es más verde, amarilla, sepia. No sé. Quizás me vuelvo loca o veo demasiado anime. 

Básicamente de esto va el anime

Y bueno, si son open minded, les gusta las cosas rápidas y sin sentido, se han reído de cosas como Machete y entienden que la sangre de Kill Bill puede ser divertida, esta serie les puede gustar. Ya la subieron a Netflix, y sería mi primer "ecchi", esa terrible palabra que puede alejar o atraer a la gente.

Yo soy fan, sobre todo de la ropa.


[Al fin, pobre post tenía como tres meses en borrador]
[Háganse un favor, vean también RuPaul's Drag Race, es el mejor reality que he visto en mi vida]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...